Acelerar el desarrollo de un sector minero de tamaño medio respetuoso con el medio ambiente y eficiente.

Un concepto presente en Chile señala que el fortalecimiento de la acción climática a nivel global ofrece la oportunidad de convertir a nuestro sector minero en un líder mundial en minerales y materiales para la descarbonización de la economía global. Sin embargo, esta minería debe ser respetuosa con el medio ambiente, ya que la cuota de las industrias respetuosas con el medio ambiente en la demanda mundial de minerales aumentará considerablemente.

Por ejemplo, la Agencia Internacional de la Energía estima que la demanda de cobre de las industrias verdes aumentará del 3% en 2020 al 45% en 2040. La minería verde y virtuosa requiere minimizar la huella de carbono, el uso eficiente y la reutilización de los recursos hídricos, el desarrollo de una economía circular con impactos positivos en los territorios, la aplicación de los mejores estándares de seguridad y salud laboral, la minimización de los impactos ambientales en las comunidades y el desarrollo de relaciones de valor compartido con ellas a través del desarrollo de servicios locales.

Las innovaciones en la minería las llevan a cabo principalmente los proveedores de tecnología de los países de origen de las inversiones y se integran en el sector de la gran minería cuando han demostrado su eficacia a nivel internacional en los ciclos de inversión de las empresas mineras. En este contexto, es poco probable que el desarrollo de proveedores de categoría mundial logre sus objetivos.

Una iniciativa impulsada por CORFO, los Centros Pilotos de Innovación Minera y Desarrollo de Proveedores Innovadores, sorprende por el hecho de que la mayoría de los proyectos piloto se encuentran en el sector minero de mediana escala y cuentan con una importante participación de proveedores nacionales.

La minería mediana y pequeña ofrece la oportunidad de desarrollar una minería primaria y secundaria polimetálica productiva y responsable, acelerar su digitalización para mejorar la seguridad y la eficiencia operativa, y desarrollar una minería circular que minimice los residuos. Como parte de un proceso de innovación, se puede promover el desarrollo de proveedores de tecnología en Chile. El ensayo y la aplicación de las innovaciones en la mediana minería pueden trasladarse a la gran minería.

Así como la CORFO financió el desarrollo de una hoja de ruta de innovación para la gran minería, hoy sería conveniente desarrollar una hoja de ruta para los desafíos de la pequeña y mediana minería con todos los actores relevantes, incluyendo proveedores, centros piloto, instituciones de capacitación, centros de investigación, fondos de capital de riesgo y la gran minería, para que busquen sinergias con la mediana minería en su zona.

Los avances en el desarrollo de un ecosistema de innovación ofrecen la oportunidad de seguir este camino, con la perspectiva de crear capital social y promover sofisticadas cadenas de valor relacionadas con el concepto de minería verde y virtuosa.